¿Quién mató a Jakelin Caal?
Comunidad Inmigración Ultimas Noticias

¿Quién mató a Jakelin Caal Maquín en la frontera?

Su nombre completo era Jakelin Amei Rosmery Caal Maquín, y ella era de Guatemala. Cumplió 7 días antes de su muerte el 8 de diciembre debido a un shock séptico y un paro cardíaco bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza de los EE. UU.

A medida que la indignación pública aumenta por los informes de negligencia por parte de la Patrulla Fronteriza al retrasar la atención médica para el niño, el Secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, culpó a la familia de Jakelin por su elección de “cruzar ilegalmente”.

Jakelin era Q’eqchi’-Maya, de la ciudad guatemalteca de Raxruhá, en el norte de Alta Verapaz. Aquí, como en gran parte de la Guatemala rural, las comunidades mayas han luchado durante más de un siglo para permanecer en sus tierras.

Durante gran parte de ese tiempo, los gobiernos de los Estados Unidos intervinieron en el lado equivocado de esas luchas. El resultado fue un vórtice de desplazamiento violento que continúa hasta hoy.

La historia de Guatemala y Jakelin

A principios de la década de 1900, los q’eqchi’-mayas vivían principalmente en las exuberantes y fértiles tierras altas del norte de Guatemala. Pero durante el siglo 20, muchos fueron expulsados.

¿Quién mató a Jakelin Caal Maquín en la frontera?

Los q’eqchi’-mayas

Primero, los plantadores de café, que eran miembros de la élite colonial y militar de Guatemala, así como nuevos inversionistas europeos y norteamericanos, los despojaron de sus tierras a través de la violencia y la violencia legal. Cuando los aldeanos de Q’eqchi intentaron contraatacar, fueron asesinados o exiliados.

El golpe de estado de 1954, orquestado por la CIA, contra un presidente elegido democráticamente, Jacobo Arbenz, fue un punto de inflexión en la región de Q’eqchi.

Se invirtió una ambiciosa reforma agraria, que tuvo efectos beneficiosos generalizados en Alta Verapaz, y los pobres Q’eqchi’s comenzaron una gran migración, huyendo de la represión política y el hambre, hacia las tierras bajas, ya sea al este hacia el Caribe o al norte hacia la selva tropical de Petén. Raxruhá, la ciudad natal de Jakelin, fue fundada en la década de 1970 por estos migrantes internos.

Caal y Maquín son apellidos comunes entre los Q’eqchi ‘, con una fuerte resonancia histórica. Adelina Caal Maquin, también conocida como Mama Maquín, es un ícono de la lucha política en Guatemala.

Al igual que Jakelin, Adelina era una refugiada, ya que había huido de su pueblo de montaña después del golpe de 1954 en la ciudad de Panzós, en las tierras bajas, donde se convirtió en una líder en la lucha contra los desalojos de tierras. El 29 de mayo de 1978, fue asesinada junto con decenas de otros manifestantes.

La masacre de Panzós inició un brutal período de violencia: en los próximos años, el ejército guatemalteco respaldado por Estados Unidos asesinó a más de 100,000 mayas. Los militares se dirigieron especialmente a las comunidades Q’eqchi en busca de masacres, y luego reunieron a los sobrevivientes en aldeas modelo controladas por el ejército.

Una organización de mujeres refugiadas honró a Mama Maquín al adoptar su nombre para su organización.

Honrando a la familia, honrando la historia

El final de la Guerra Fría en la década de 1990 no trajo paz a los Q’eqchi ‘. Las políticas impulsadas por Washington trajeron nuevas aflicciones: la promoción de la minería, las plantaciones de palma africana para producir biocombustibles “limpios”, la producción hidroeléctrica y el encofrado de madera dura destruyeron su economía de subsistencia y envenenaron sus tierras de agua y maíz.

Mientras tanto, las comunidades q’eqchi ‘fueron atrapadas en la mira de una guerra internacional contra las drogas. Cuando Washington gastó miles de millones de dólares en el cierre de las rutas de tráfico de Sudamérica, las comunidades de Q’eqchi se convirtieron en un corredor de transbordo para que la cocaína se trasladara a los Estados Unidos.

A lo largo de la década de 2010, el crimen y la violencia relacionados con las drogas, que previamente se habían concentrado en Colombia, afectaron a América Central, incluido el lugar de nacimiento de Jakelin, acelerando la migración hacia el norte. En 2010, la violencia relacionada con los narcóticos se hizo tan mala, con el cartel de los Zetas mexicanos controlando efectivamente gran parte de Alta Verapaz, que el gobierno colocó al departamento bajo un extenso estado de sitio.

Los hombres y mujeres de Q’eqchi se defendieron, organizando movimientos sociales para defender a sus comunidades. Pero la represión continuó. En 2011, los soldados que trabajaban con fuerzas paramilitares privadas desalojaron a cientos de familias de Q’eqchi ‘, convirtiendo sus tierras en una agroindustria financiada por préstamos internacionales para el desarrollo.

Un estudio estima que entre 2003 y 2012, el 11 por ciento de las familias de Q’eqchi perdieron sus tierras debido a las plantaciones de azúcar y palma africana. Para 2018, la situación era aún más grave, con una ola de asesinatos de activistas campesinos Q’eqchi.

Y, entonces, un número creciente de refugiados Q’eqchi ‘se ven obligados a abandonar las comunidades fundadas por sus padres y abuelos, aprovechando la oportunidad de emigrar a los Estados Unidos. ¿Por qué un padre traería a su joven hija a una peligrosa travesía para llegar a los Estados Unidos?

CNN Español entrevistó a los parientes de Jakelin en su ciudad natal en Guatemala, quien dijo que su padre, Nery Gilberto Caal, de 29 años, hizo todo lo posible por “quedarse en su tierra, pero la necesidad lo hizo intentar llegar a los Estados Unidos”. Según el Mundo Banco, los Q’eqchi ‘están entre los más pobres de los pobres de Guatemala, que sufren de desnutrición crónica.

Las últimas dos décadas trajeron cambios en la política fronteriza de los Estados Unidos, con graves consecuencias para los centroamericanos. La militarización de la frontera desde la década de 1990, especialmente el cierre de los puntos de entrada urbanos, ha empujado a los migrantes a cruzar en áreas desérticas remotas y peligrosas, donde miles de personas han muerto.

La militarización de la frontera también ayuda a explicar por qué las personas traen a sus hijos en un viaje tan peligroso. En el pasado, los hombres solían migrar solos. Trabajarían por un tiempo en los Estados Unidos y luego regresarían a visitar a sus familias. Pero ahora, la militarización de la frontera ha aumentado el costo de hacer el viaje.

Donde solía costar alrededor de $ 1,000 para hacer el viaje desde América Central, ahora cuesta hasta $ 12,000, lo que hace imposible la migración del transbordador. La única forma de que las familias permanezcan juntas es que las mujeres y los niños emigren. Sí, es peligroso, pero también lo es quedarse en Guatemala.

Jakelin y su padre formaban parte de un grupo de 163 guatemaltecos que se entregaron a la Patrulla Fronteriza en un punto de entrada remota en el desierto de Nuevo México la noche del 6 de diciembre, con la intención de solicitar asilo político al ingresar a los Estados Unidos.

Esto es legal. No importa cómo o dónde ingresen las personas al país, la ley de los EE. UU. Dice que pueden presentar una solicitud afirmativa de asilo. Por supuesto, es mucho más seguro hacer una solicitud de asilo en un punto de entrada fronterizo bien transitado, en lugar de uno remoto en medio de la noche.

Pero todos hemos visto las muestras brutales de cómo el gobierno de Trump ha bloqueado a los solicitantes de asilo en la frontera de los EE. UU.

La muerte de Jakelin pone en un desgarrador alivio las consecuencias brutales de la represión de Trump en los cruces fronterizos y las condiciones inhumanas de la detención de inmigrantes.

Pero la historia de cómo esta niña de 7 años terminó muerta tiene raíces más profundas en los patrones de desplazamiento violento respaldado por Estados Unidos en Guatemala, así como en décadas de militarización de la frontera. Si se necesita una aldea para criar a un niño, a veces se necesita una nación para matar a una.

¿Quién mató a Jakelin Caal Maquín? Décadas de la política norteamericana lo hicieron.

Noticias Inmigración
Editor General de comoinmigrarausa.com Graduado en Business Management, MBA y candidato a PhD en Liderazgo Organizacional. Activista de inmigración por más de 10 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap