Paneque
Comunidad Cuba Inmigración Ultimas Noticias

Paneque, cubano en deportación en video cometiendo asesinato

Las ejecuciones no son tan frías o claras en las películas de la mafia. Lo que hizo Paneque fue captado en video en su totalidad.

Paneque, cubano en deportación en video cometiendo asesinato
Paneque al momento de asesinar con total sangre fría a López

Más de cinco minutos tensos atrapados en una cámara de video instalada en secreto en un estacionamiento de Miami, un miembro de una notoria pandilla latina metódicamente prepara y esconde su pistola, luego conversa con su amigo antes de sacar el arma. Su víctima suplica por su vida, a veces con los dos hombres cara a cara, antes de que el tirador, una vez conocido como Psycho, saliera disparado a corta distancia.

Dejando a un lado la evidencia de video brutal, podría ser un asesinato típico en el sur de la Florida, excepto que se suponía que el hombre armado acusado, David Paneque, había sido deportado hace casi dos años. Pero las autoridades de inmigración tuvieron que dejarlo en la calle.

La razón: el paneque es cubano. Incluso bajo relaciones diplomáticas renovadas establecidas bajo el ex presidente Barack Obama, la isla acepta a relativamente pocos de sus ciudadanos criminales. Las deportaciones a Cuba se han incrementado bajo las políticas agresivas seguidas por el presidente Donald Trump, pero aún son solo cientos.

“¿A dónde me van a mandar? Cuba no me quiere “, bromeaba Paneque durante el interrogatorio de la policía de Miami-Dade justo antes de su último arresto. “Ellos no me quieren aquí. Ellos no me quieren allí “.

La Oficina del Fiscal del Estado de Miami-Dade acusó formalmente a Paneque, de 29 años, del asesinato de Leandro López. La policía dice que el motivo del asesinato sigue sin estar claro.

Paneque, quien permanece encarcelado mientras espera el juicio, se declaró inocente. Su abogado se negó a comentar.

El caso de asesinato en Miami podría sumarse a un debate nacional sobre inmigración que se ha politizado mucho, con la Casa Blanca elevando los muros fronterizos y la represión de la inmigración ilegal en una política de firmas. Los inmigrantes indocumentados de México y América Central implicados en delitos de alto perfil se han convertido en relámpagos de los medios sociales para el presidente y muchos partidarios. Pero los cubanoamericanos, generalmente vistos como aliados políticos importantes para los republicanos, han disfrutado de un estatus especial debido a políticas de inmigración más indulgentes para las personas que escapan del gobierno comunista.

El ex representante de los Estados Unidos en Miami, Carlos Curbelo, quien el año pasado presentó un proyecto de ley de reforma migratoria que fracasó, dijo que su propuesta se habría dirigido a delincuentes peligrosos como Paneque, que permitirían su detención indefinida si no podían ser deportados.

“Esto ilustra una falla importante en nuestras leyes de inmigración. A pesar de que este individuo es un inmigrante indocumentado con un historial de delitos violentos, por ley, tuvo que ser liberado “, dijo Curbelo, un republicano que perdió su escaño ante la demócrata Debbie Mucarsel-Powell.

LEA MAS: Certificación Laboral, La Vía Hacia La Residencia En 5 Pasos

Paneque tenía 17 años cuando fue arrestado por primera vez por un crimen violento.

Según la policía, robó a un hombre a punta de cuchillo en un restaurante de West Kendall en noviembre de 2007. Durante la “lucha violenta”, el hombre fue apuñalado varias veces y trasladado por aire a un centro de traumatología de un hospital, según un informe de arresto. Paneque, cuyo nombre de calle en la lista en ese momento era “Psycho”, más tarde fue atrapado tratando de cobrar los cheques del hombre. En ese momento, también estaba en libertad condicional por una condena por portar un arma oculta.

El adolescente, acusado de adulto, fue condenado en abril de 2008 a 10 años de prisión por intento de asesinato y robo a mano armada. Poco después, ICE emitió un comunicado de prensa anunciando que Paneque era uno de los más de 300 miembros violentos de pandillas callejeras que habían sido arrestados como parte de una ofensiva nacional contra pandillas.

ICE lo describió como un “nacional cubano y líder de un clicque Sur-13” que estaba “dispuesto a ser expulsado por un delito penal”.

Sur-13, o Sureños, es una red nacional de pandillas poco vinculadas con vínculos con la organización carcelaria de la mafia mexicana. El grupo comenzó en California, y han surgido ramificaciones en todo el país. La pandilla es distinta de la MS-13, o Mara Salvatrucha, una pandilla con raíces centroamericanas que Trump ha calificado como una grave amenaza para la seguridad nacional. Sin embargo, un detective de homicidios de Miami-Dade enumeró su tatuaje como “MS13” en un informe de arresto.

A mediados de la década de 2000, surgieron afiliados de Sur-13 en la Florida rural y en el Condado de Palm Beach. Los miembros de Sur-13 son generalmente de ascendencia mexicana o centroamericana. Los expertos en pandillas dicen que es raro que un cubano-americano como Paneque se una.

Paneque, en su entrevista con la policía, luego afirmó que se había reunido con miembros de pandillas mientras se encontraba sin hogar y que vivía en Robert King High Park, 7025 Flagler St., que en ese entonces era un lugar frecuentado por pandillas callejeras locales. Paneque nació en 1989 en Cuba, pero no está claro exactamente cuándo llegó a Miami.

“Estaba en las calles y me trajeron, y sentí que eran como una familia”, dijo Paneque.

En algún lugar a lo largo de la línea, probablemente en la cárcel, Paneque se tatuó un “13” en la espalda, completo con la representación de un guerrero de estilo azteca, y “SURSIDE”, o Southside en su pecho.

Mientras se encontraba en una prisión estatal de Florida, Paneque obtuvo otra condena penal por atacar a los funcionarios penitenciarios.

Paneque se amparó en su condición de cubano para salir de la cárcel

La sentencia de Paneque tras las rejas se terminó en marzo de 2017. Agentes de ICE lo llevaron bajo custodia. Un mes más tarde, un juez de inmigración ordenó su expulsión de los Estados Unidos. Permaneció bajo custodia del ICE hasta el 5 de julio de 2017.

Fue liberado de regreso a Miami bajo una “orden de supervisión”. Según la ley de los EE. UU., Solo en raras excepciones, los inmigrantes con órdenes de deportación pueden ser retenidos indefinidamente si no existe la posibilidad de su expulsión del país.

En el caso de Paneque, “no hubo una probabilidad significativa de remoción en el futuro previsible”, según un comunicado de la portavoz de ICE, Tamara Spicer.

Paneque no está solo.

Más de 37,000 cubanos en los Estados Unidos se enfrentan a órdenes de expulsión por condenas por delitos o violaciones de inmigración. La mayoría de ellos viven libremente bajo órdenes de supervisión, que requieren que se registren al menos una vez al año.

Los cubanos rara vez fueron deportados en los años anteriores a la reanudación de las relaciones diplomáticas en 2015 bajo Obama. Incluso ahora, el país se considera “recalcitrante” y no aceptará la mayoría de sus nacionales.

adv Paneque

Aún así, se está deportando a más cubanos, aunque en general es un número pequeño. En 2018, 463 ciudadanos cubanos fueron devueltos a la isla, según ICE, un aumento de siete veces respecto a los dos años anteriores.

Los criterios por los cuales los cubanos realmente son deportados son a menudo poco claros, dicen los abogados de inmigración. La mayoría de los que regresaron llegaron después del 12 de enero de 2017, cuando Estados Unidos puso fin a una política de larga data de permitir que la mayoría de los cubanos que llegan a territorio estadounidense se queden.

Pero depende del gobierno cubano aceptar a personas como Paneque, dijo Juan Carlos Gómez, director de la Clínica de Inmigración y Derechos Carlos A. Costa en la Universidad Internacional de Florida.

“Están atascados. No hay ningún mecanismo para devolverlo. No hay un tratado entre los dos países “, dijo Gómez.

Los menos de 500 cubanos enviados el año pasado siguen siendo una “pequeña caída” en el grupo de más de 30,000 con condenas penales con órdenes de deportación, dijo Jessica Vaughn, directora de estudios de políticas para el Centro para la Inmigración, un Washington, DC think tank que favorece la inmigración limitada.

Una opción, dijo, era que Estados Unidos amenazara con limitar el número de inmigrantes cubanos legales a menos que la isla comunista comience a aceptar más deportados. “Hay pasos que la administración de Trump podría tomar para evitar que la situación empeore”, dijo Vaughn.

Curbelo, el ex congresista de Miami, dijo que no cree que la diplomacia tradicional funcione.

“Es el gobierno cubano”, dijo Curbelo. “En conclusión, no tienen ningún interés en ningún tipo de cooperación con los Estados Unidos. Ellos son el problema “.

Paneque fue liberado de la custodia de ICE, y también estuvo en libertad condicional hasta al menos 2022.

Comenzó a trabajar como electricista, se mudó a un departamento en Upper Eastside de Miami y tuvo un hijo, luego le dijo a la policía Paneque. Sus únicos objetivos, afirmó, eran perseguir a las mujeres y ganar dinero. Paneque también recibió una tarjeta de marihuana medicinal para el estrés postraumático que afirmó haber sufrido en la cárcel.

“No voy a volver a la cárcel por alguna mierda tonta”, dijo Paneque.

Pero Paneque inmediatamente cayó bajo sospecha en el asesinato de López, cuyo cuerpo acribillado fue descubierto en un estacionamiento en el techo de un centro comercial en la cuadra 7300 de la calle 36 del noroeste, el 24 de marzo.

López, de 31 años, era un nuevo padre que había sido dueño de una tienda de tatuajes, pero también luchaba con una adicción a las drogas. Paneque afirmó que conoció a López a través de un amigo que había conocido en la cárcel, y los dos solían pasar el rato en clubes de striptease.

Los detectives notaron que Paneque fue una de las últimas personas en hablar con López por teléfono. El 3 de abril, Paneque acordó hablar con la policía en la oficina de homicidios de Miami-Dade.

Durante el interrogatorio que duró una hora, el detective Juan Segovia comenzó a hacer bromas casuales con Paneque, quien dijo que ya no estaba en una pandilla y mostró con entusiasmo las fotos de su nuevo hijo, según el video del interrogatorio que se encuentra en evidencia en el caso penal.

En la última noche de López, Paneque dijo que recogió a su amigo en el centro comercial justo al final de la calle de la cárcel de Turner Guilford Knight. López se había quedado sin gasolina y necesitaba algo de dinero. Después de llenar el SUV de López, los dos llevaron el Ford F-150 de Paneque a varios clubes de striptease.

Temprano esa mañana, dijo Paneque, dejó a López en su camioneta en la azotea. “Me fui a casa”, le dijo Paneque a Segovia.

Segovia le mostró una foto fija del camión F-150 subiendo la rampa. Paneque estuvo de acuerdo en que era él. Luego, le mostró a Paneque una foto del Ford F-150 junto al SUV de López. También él, dijo Paneque.

Luego, en un dramático momento de teatro policial, Segovia colocó una foto de Paneque sosteniendo un arma en la cara de López.

“¿Quién está ahí?”, Preguntó Segovia.

Paneque se detuvo. “No lo sé”, dijo.

“Ahora te das cuenta de que todo está grabado en un video”, dijo Segovia.

“No tengo ni idea”, dijo el sospechoso traqueteado.

“¿Por qué le disparaste?” Preguntó el detective.

“No sé de qué estás hablando”, dijo Paneque.

Lo que Paneque no sabía era que el dueño de un restaurante en el centro comercial había instalado silenciosamente un sistema de videovigilancia en la parte superior del garaje para vigilar su automóvil después de que hubiera sido objeto de vandalismo. Desde unos pocos pies de distancia, el video capturado Paneque saca su arma, ocultándola a López por unos momentos antes de que de repente se la empiece a meter en la cara.

¿Certificación Laboral? Pregúntele al Abogado AQUI

En el video sin sonido, López rogó piedad. Paneque pareció arrepentirse, pareció abrazar al hombre antes de dispararle fríamente, sacándole algo de su cuerpo y echándolo.

El video fue sorprendentemente claro. “Todo está en video … podría estar en un teatro iMax”, dijo Segovia. “¿Que pasó hermano?”

Paneque se echó hacia atrás y estiró las manos detrás de la cabeza. “No sé nada”, dijo. “Me acojo a la quinta. Tengo derecho a permanecer en silencio “.

“Tienes derecho a permanecer en silencio”, dijo Segovia. “Estás bajo arresto por asesinato en primer grado”.

Noticias Inmigración
Editor General de comoinmigrarausa.com Graduado en Business Management, MBA y candidato a PhD en Liderazgo Organizacional. Activista de inmigración por más de 10 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share via