Asilo Centroamérica Certificación Laboral Cuba Deportación Inmigración Ultimas Noticias Uncategorized

Nuevas reglas afectarán a muchos solicitantes de Asilo

Los cambios, que restringen y retrasan el permiso de trabajo a algunos solicitantes de asilo en Estados Unidos, entran en vigor el 21 y 25 de agosto. Eduardo Soto dice que las nuevas restricciones son parte del impulso de la administración del presidente Donald Trump para reducir las protecciones de asilo a un grupo vulnerable de personas, incluidos niños y miembros de la comunidad LGBTQ, que generalmente son sobrevivientes de la violencia doméstica y el tráfico de personas, así como víctimas de delitos violentos, abuso infantil y violaciones de derechos humanos en sus países de origen.

Cuando faltan menos de dos semanas para esas fechas, los defensores de los indocumentados se apresuran a presionar a los solicitantes de asilo elegibles para que pidan la autorización de empleo.

Entre los mayores cambios en las nuevas reglas:

 En virtud de la legislación vigente, los solicitantes de asilo pueden solicitar un permiso de trabajo, independientemente de cuando presenten su solicitud de asilo. Sin embargo, a partir del 25 de agosto, cualquier persona que presente una solicitud de asilo un año después de entrar al país no podrá solicitar permiso de trabajo a menos que el gobierno determine que es un caso extraordinario.

Se negará el permiso de trabajo a cualquier solicitante de asilo que haya sido declarado culpable de ciertos delitos o “se crea” que haya cometido un delito grave no político fuera de Estados Unidos.

Se negará el permiso de trabajo a cualquier solicitante de asilo si el gobierno alega que hay “retrasos causados por el solicitante”, como una solicitud de modificación o complemento de la solicitud de asilo o si la solicitud se transfiere a una oficina de asilo diferente debido a un cambio en la dirección del solicitante.

A partir del 21 de agosto, el gobierno ya no está obligado a procesar las solicitudes iniciales de permisos de trabajo en un plazo de 30 días. Esto no se aplica a las renovaciones. Cuando el cambio entre en vigor, el procesamiento de la solicitud pudiera tardar un tiempo indeterminado. Los expertos legales dicen que esto significa que es posible que algunos solicitantes de asilo nunca tengan la oportunidad de trabajar porque su solicitud puede retrasarse. Además, la solicitud de asilo podría ser denegada, lo que hace que el migrante no sea elegible para el permiso de trabajo.

Actualmente, si el gobierno niega una solicitud de asilo, los solicitantes pueden trabajar hasta que expire el permiso de trabajo o hasta 60 días después de la denegación. Según las nuevas normas que entran en vigor el 21 de agosto, si la oficina de asilo niega una solicitud, el permiso de trabajo termina automáticamente, a menos que el funcionario de asilo del gobierno remita el caso a un tribunal de inmigración.

 A partir del 2 de octubre, el costo de la solicitud de permiso de trabajo aumentará 34%, de $410 a $550. Por primera vez en la historia de Estados Unidos, a los solicitantes de asilo se les cobrará por solicitar asilo: $50.

UWM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap